miércoles, 16 de noviembre de 2016

El actor Carlos Olaya del Teatro Real a leer poemas en el metro con su madre.


Carlos Olalla ha pasado de actuar  en el  Teatro Real a hacerlo en los vagones del metro de Metro de Madrid. No pide , da. Eso es lo que dice y lo crecemos a pies juntillas.
,




Mercedes Claudín, Carlos Olalla, y  Cristina Maristany.  En el homenaje al Poeta Rafael Lorente, ofrecido por   KALI PANOA

  1. No sé a donde vamos ni como llegaremos a nuestra hora final. Pero lo que está claro es que vivimos en el límite. Vivimos en una sociedad que se está empobreciendo día a día. Donde la cultura cada vez va siendo más barata, hasta ser en muchas ocasiones gratis. Profesionales que trabajan casi gratis, y en condiciones esclavistas. Uno que ha vivido en América Latina, ve que nos estamos acercando en lo peor de la cultura.  Donde no hay una cultura muy extendida de pagar por las funciones teatrales, o musicales,  porque no hay clase media apenas. Entonces faltan profesionales. Se tienen que dedicar a otra cosa. Y eso ha sido así siempre, es una asignatura pendiente. En España caminamos hacia lo mismo . Junto a la destrucción de la clase media también se está destruyendo todo lo que huela a cultura aunque sea industria cultural. El saber no muere pero quienes hacer que sea invisible y el pensamiento no se propague. Solo hay dinero para los AMIGOS DE LA POLÍTICA.COM. Y entre ellos van haciendo sus cosas.     
  2. ¿Quién de nosotros no conoce a Carlos Olalla ? Pues ahora nos lo podemos encontrar en el metro recitando poemas con su madre de 83 años .Viene a decir en la entrevista que se trabaja gratis muchas veces en el teatro, y mucha culpa la achaca al IVA Cultural También dice que lo que hacen ellos «No es pedir, es dar, estamos aquí para leeros unos poemas porque estamos en paro pero queremos reivindicar algo: que en este país los artistas podamos vivir de nuestro trabajo», En este enlace esta la noticia que me ha hecho volver a despertar de golpe a la vida. Carlos Olalla junto a su madre de 83 años lee poemas en el metro.

Publicar un comentario