martes, 18 de noviembre de 2014

POEMAS PARA DYLAN THOMAS ES UN LIBRO DE ROBERT GURNEY



Ian Gibson dirigió su tesis doctoral. Juan Larrea le pago el Taxi el día que se conocieron. Robert Gurney es un poeta ingles que escribe en español.

Robert Gurney tiene tan metida en su cabeza la voz de Dylan Thomas, que parece que resucita y le habla.

Si somos lo que vivimos, Gurney es también Dylan , por galés y por poeta. Unidos por ese mismo aire donde la poesía se hace firme, contra los vientos que pregonan la colocación de la economía en los altares, contra las mareas que suben a los pies de faraónicas construcciones contaminando el mar   y las dunas, contra todo lo que es nocivo para los corazones educados en la música inmortal de nuestros ancestros, por eso, escribe, por quienes no pueden decir nada. .

En cada página resurge esa voz única del recogedor de vivencias de otros y suyas al mismo tiempo, y también a veces la voz de Dylan Tomás. Pero es un Dylan especial,  reconocible porque es el galés que todos sus lectores conocen, pero a la vez especial y único. Muchos especialistas pueden hablar de su poesía y de su historia pero nadie como Robert Gurney lo puede dar a conocer hoy  a través de buenos poemas originales.        
Nuestro poeta tiene metido a Dylan  en su cabeza desde que era un niño y lo oía en la BBC en la voz de  famosos actores como Anthony Hopkins,  Richard Burton, o por un gran amigo suyo, Philip Madoc, que le ha inspirado en más de un poema. 
Cuando escribe a menudo oye la voz de Dylan que se va haciendo eco en su  mente y, mientras se lo imagina, va creciendo el poema que está escribiendo con sus manos, como dictado por él.  Ese Dylan  a quién ve discutiendo con sus amigos en el Kardomah (La Sociedad de la Poesía) en Swansea, lo oye recitar, lo ve fumar  y también beber uno a uno los 18 wiskies que se bebió el día de su muerte . 
Robert Gurney es un poeta de obsesiones, de bellas obsesiones insobornables, donde los sueños del ser humano pueden ser alcanzados  o por lo menos cantados. Una es la que venimos comentando, la que da título al libro To Dylan y otra es la Patagonia.  Este es un poema que reúne dos de sus  mágicas obsesiones en su último libro. 
  

La Tierra de poetas/ Era medianoche./25 grados bajo cero.
El autobús se rompió/en la carretera entre/Trelew a Esquel
en un lugar que se llama Plumas./Había perros salvajes
en todas partes./Me pareció oír a Dylan/susurrarme al oído:
"Este es un país/donde toman a los poetas/muy en serio ". 


Yo pienso lo mismo que este poeta llamado Robert Gurney, que a los poetas nos toman muy en serio en tierra de nadie.  A veces somos como perros salvajes  poniendo micrófono a nuestro dolor que, a veces, coincide con el mismo dolor del mundo. En su caso coincide más a menudo, porque es un poeta puro y no hablo de su forma poética, hablo del canto de su sensibilidad.  Su canto es un  canto a lo perdido o a punto de perder, a  lo que aún está respirando porque hablamos de la vida.  


Para leer el artículo entero en :
http://poesimistas.blogcindario.com/2014/11/02994-poemas-para-dylan-thomas.html


This article may see translated into English on this page :





Publicar un comentario