viernes, 19 de febrero de 2016

Camino de Hormigas.


 CAMINO DE HORMIGAS
(Poesia en libro. Performance.)


Todos los días son lo mismo .Levantarse comer dormir y así un día igual tras otro. Pero también todos los días puedes elegir, entre hacer que sea una tumba para la risa, o una caja para la tristeza, pero bueno no nos pongamos tremendistas, porque en tu mano está el que puedas reírte de todo por nada, si no por el simple y genial motivo de dar la bienvenida a la risa. O al leer esta frase de Woody Allen que encontrareis al final del libro. De pequeño quise tener un perro, pero mis padres eran pobres y solo pudieron comprarme una hormiga.
Todos los días se parecen .Te levantas, te duchas y lavas los dientes, bueno no, esto de lavarse es algo que no todos los humanos hacen y lo de lavarse los dientes mucho menos. Algunos dicen que el amor les ha abandonado, pero no dicen nada de que sus bocas huelen a amoniaco  , de que fuman sin parar , y son compulsivas chimeneas andantes , fuman y fuman , Ahuman a la piel que dulce se acerca y envenenan sus sentidos antes de besar sus labios.
Cuanto hay que aprender de los animales, que no fuman y desaprender de nosotros tan humanos. Los gatos por ejemplo, comen hiervas no solo porque les viene bien para el estómago si no porque así se limpian los dientes.  Y es que los humanos tenemos mucho que aprender de los animales, y cada especie puede ayudarnos a ver el mundo de otro modo en nuestro día a día. Todos los días son iguales, respirar, salir a la calle a caminar, pero hay días en que te sorprenden. Abres el ordenador y te llega un mensaje de Begoña invitándote a formar parte de  la liga  de optimistas pragmáticos, gente que quiere construir un mundo mejor cuando uno se encontraba queriendo unir a todos los poesimistas del mundo en su página Web. Otro día te invita a ir a la Lobera de Gredos, y tú por entonces no quieres saber nada de lobas. Otro día te propone que vayas a un recital con poesía y música de Arin Dodó, y solo recuerdas lo duro que es a veces los sonidos de vanguardia para tus oídos.  Siempre que presenta un nuevo libro, Begoña Montes Zofio, nos invita a una nueva performance. Recordareis que una vez se cambió de casa, y soñó en cajas de cartón, soñó que no tenia cajas suficientes, y soñó que no sabía qué hacer con tantas cajas una vez en la nueva casa, que nos pasó sus sueños a los miembros del grupo de poesía del CBA y la performance no pudo llamarse de otro modo que Cajas.       





Le gusta tanto la gente menuda que les dedicó un libro entero. Y no anda mirando a la gente gigante, ni a los elefantes tampoco les dedica nada, pero si a las hormigas que, salvando las diferencias más humanas, como personas comunes, se levantan, se lavan pero no todos, y hacen fila a la hora de pagar siempre hacen fila lo mismo en los supermercados que en las administraciones de hacienda. Aparte de Gente Menuda,  Mudanzas es el título de otro de sus libros, y Estados Mínimos otro de sus proyectos acabados. Y estoy seguro que cuando cayó en la cuenta de que Billete de Vuelta no contenía ninguna eme, hizo que se lo tradujeran al portugués para oír la música de la eme al escuchar Passagem de Volta. Como ven la m es una letra que le gusta mucho a Montes Zofio. Será porque la lleva en su apellido y a la hora de nombrar un nuevo trabajo se le pega a la boca. Así no tiene bastante con usar una sola m, que en este libro  usa dos emes, Camino de Hormigas. Estoy pensando que igual el próximo libro debería llamarse M. Por la Madre de Madrid que son sus Montes, como sus ríos son los padres.   
Las hormigas son muy sociales. Vivieron junto a los dinosaurios, comenzaron a cultivar la tierra 70 millones de años antes que los humanos, y hay un millón y medio de hormigas por cada uno de nosotros. ¡¡¡Como para no tenerlas miedo!!!. Son dirigidas por reinas que a su vez son las únicas reproductoras. La reina y los machos tienen alas, mientras que los trabajadores no tienen alas. ¡¡¡Igual que en la vida humana, los trabajadores no tienen nada.!!! El trabajo de la hormiga macho es aparearse con futuras hormigas reina y poco  después mueren, si han hecho bien su trabajo como si no, su premio es la muerte. No se conoce que haya homosexualidad entre sus sociedades.
¡¡¡ Qué triste!!!En la Ilíada Homero nos habla de los mirmidones y de su rey Aquiles.
El nombre de estos guerreros está vinculado con las hormigas (mirmekos=mirmidón) La tierra en la que habitaban los mirmidones no era muy buena para el cultivo y debían quitar grandes piedras para poder labrarla formando así cadenas humanas para retirarlas a semejanza del comportamiento de las hormigas, por lo que con el tiempo adquirieron un nombre derivado del de éstas Las peleas y enfrentamientos entre griegos y troyanos ocultan secretos que sólo las mentes despiertas ven. Y las hormigas deben recordar todo aquello. Por eso, en cuanto nos dormimos en los pinares, aparecen a miles para acabar con nosotros.


A la poeta que nos ocupa no le gusta escribir largos testamentos. Igual teme aburrirnos. Pero el caso es que desde el principio de sus escritos no podía escribir de otro modo porque eso era lo que leía. Una vez le dije, pero porque no lees otra cosa que no sean poemas cortos, Basho está muy bien, pero hay vida más allá. Y ella me contesto algo así como que lo que necesitaba ella era eso. Le gusta tanto lo breve que por fuerza tenía que llamarse su blog Poesía en corto. Begoña escribe, La muerte sueña con el hombre perfecto, y uno se imagina pensando en la mujer perfecta que sueña la vida. Escribe la biografía en menos palabras de la historia, la que dedica a Miguel Hernández, y dice  Todos los muertos caminan con un niño. ¡¡¡Y la clava!!!
Y es tan generosa que a veces nos regala un poema como este, intentando regalarnos otra cosa.

Okupa                                                     

Hace días que duerme conmigo y no quiere marcharse.   
Cuando salgo se tumba en el sofá esperando mi vuelta.   
Le ofrecí destinos más lujosos pero trajo su mochila                                                                         y ha olvidado el camino de regreso.                                                     
Voy a colgar su anuncio en internet por si alguien ha perdido este dolor.
Compraré una alfombra para que duerma en el suelo                                             
y no arañe mi piel durante la noche.
Me rodea en abrazo de escoceduras,                                                                         
ya no sé cómo justificar los jerséis.
Buscaré una habitación                                                                            
en un hostal de carretera.

Begoña a veces ve un gato cruzando un paso de peatones, y se para, respetuosa, pero no hace el intento de llevárselo a casa. No hagan ustedes lo mismo, si les gusta lo que van a oír, llévense este libro a su casa será una buena compañía, porque pueden leer y leer hasta cansarse de encontrar nuevos sentidos en cada camino de hormiga.
Chema Rubio  

Fotos de la presentación del libro editado por Torremozas, Camino de Hormigas. 
Intervinieron : Marta Porpetta, Carmen Escohotado, Ana Galán, Angeles Fernandez y Begoña Montes ( autora) 



Publicar un comentario