martes, 14 de abril de 2015

HOMENAJE A JAIME GIL DE BIEDMA.MADRID.

Enlace permanente de imagen incrustada

Cuando muere un poeta se hace el silencio, se para un mundo dije una vez y lo vuelvo a repetir hoy. Y no resurge la vida hasta que la música vuelve a la sangre regando las costuras abiertas del corazón. Hoy Jaime Gil de Biedma es un mito. Un faro. Una luz interminable y lo peor de todo es que él nunca lo sabrá. Y aunque nunca aspiró a los premios, ni tan siquiera uno solo le concedieron, ejerce tanta influencia en el mundo de la poesía, no solo española, sino también en el mundo de habla hispana, que no hay mayor gloría que a un poeta pueda sucederle.
Por eso nada mejor que leerlo, a solas una y otra vez. Pero también es importante leerlo en voz alta al lado de los otros, y de este modo homenajear al hombre que quería ser poema. 
Eso es lo que haremos y con vosotr@s seremos más y mejores al darnos las buenas vibraciones que se van haciendo al leer los poemas del libro que es el cuerpo de Jaime  Gil de Biedma.  
Publicar un comentario