martes, 24 de febrero de 2015

Rosalía de Castro . Follas Novas, 1880

Este es el prólogo que pusimos en la antología LOS POETAS DE LA SENDA.
Hoy que es el aniversario de Rosalia de castro, es un buen día para recordar.  


 


PRÓLOGO

 FOLLAS NOVAS,  1880



Cando penso que te fuches, 

negra sombra que me asombras,

ó pé dos meus cabezales

tornas facéndome mofa.

Cando maxino que es ida,

no mesmo sol te me amostras,

i eres a estrela que brila,

i eres o vento que zoa.

Si cantan, es ti que cantas,

si choran, es ti que choras,

i es o marmurio do río

i es a noite i es a aurora.

En todo estás e ti es todo,

pra min i en min mesma moras,

nin me abandonarás nunca,

sombra que sempre me asombras.

Si viajas en los transportes públicos en Madrid ten cuidado, porque te puedes encontrar con un señor con una poderosa voz, un rapsoda en galego, y castellano. 

Recita casi siempre este mismo poema, como si hubiera perdido todo lo que un día tuvo por el amor .

Así te invita a su hambre el buen mendigo. 

Mientras, yo escribo el poema de La Casa de la Nada y pienso mucho en ese minuto en que se te puede arruinar la vida pero, cuando él aparece, se siente más próximo el calor indestructible de la vida.

Si se dan cuenta en esta página está toda la propuesta del libro. Alguien como Rosalía, que llegó a lo más alto en el arte de la poesía , a través de un soneto que más allá de su arte formal  se conjuga con la música que abre la piel, pervive en los transportes públicos por medio del hombre que vive en un albergue llamado Calle. Como ven, en esta página, está condensada la idea total del libro. El antólogo piensa en poetas en vida y  en lo que representa el soneto de Rosalia. Así reúne a los poetas más serios  y  reconocidos del panorama poético, junto con quienes van de iconoclastas, malditos, bohemios, o visionarios. Este señor del que hablamos, el buen y culto mendigo, de de uñas negras y ademanes sutiles,  puede ser el mejor ejemplo de la pureza que resiste. Para aquellos que comienzan en este mundo tan inhóspito como gratificante, solo decirlos, que la vida es más fácil, cuando lo dejas todo por la pasión que llevas adentro. Porque esta pasión es de natura irrefrenable. Y si no lo haces cuando te lo pide el cuerpo, volverás cuando menos lo esperes .Pero ten cuidado, no te quedes en la Negra Sombra  no viajes tanto hacia los abismos sin sentido; la vuelta puede tener un mismo billete caducado, donde todo lo que te encuentres esté prohibido.


Nota de la edición.


 http://www.casadellibro.com/libro-los-poetas-de-la-senda/9788495461636/2267684
Publicar un comentario